Yo Soy Un Helado

A year ago to the day, I wrote a post inspired by a trip to Spain, ¡Cayendo en la trampa! (Falling into the trap). We’re going there to live next year, so I need to start learning the language, though I’m not anywhere near good enough yet. Luckily my girlfriend is, and she has kindly translated that post for me here…

Translator’s note: I’m not fully fluent in Spanish and Brett’s writing style is very unique (and occasionally hard to fathom even in English).

Falling in to the trap

Yo no veo mucho fútbol *¡un sobresalto! – ¡qué horror! – ¡decapitáme!* así que, cuando estaba de vacaciones en España, en un bar, El Clásico apunto de comenzar, no era seguro como comportarme.  Para decir que los ojos estuvieron pegados a la tele, sería idealizar la escena un chiquitín porque, de verdad, pasé el primer semestre del partido subrepticiamente raspando desde mi plato, el estofado de ternera que mi novia y yo habíamos pedido por equivocación (ser vegan en Europa nos da estos retos) y no tenía ganas de parecer descortes, qué Británico soy.  No obstante, lo pasaba bien y al medio tiempo un péaton, quien echó un vistazo al tele, me preguntó el resultado. Hablo Spanglish y contesté: “Yo soy un helado”. El hombre le gustó esta respuesta y asintió con la cabeza.  En retrospectiva, claro que sí, él había notado que soy tonto.

Aparte de los blogs que leo de vez en cuando, escrito por William Abbs (@WilliamAbbs), no sé nada de La Liga *¡Decapita el resto de la cabeza! (el muñón sangriento)* pero lo que me noté más durante diferentes estancias en España – a pesar de las diferencias culturales entre España e Inglaterra – es la ubicuidad de los fans.  Las hinchas en un bar, el camarero, un grupo de hinchas por la calle, los niños jugando fútbol en un parque, o por la playa, todos reflejan los gestos y el comportamiento de los aficionados del fútbol de vuelta a casa – son casi idénticos.  Ni son las similitudes exclusivos a los aficionados.  El tratamiento del fútbol por The Media Española, también refleja algo de nuestro Media.  Cuando estuve en Espana, la noticia de ‘La Tristeza de Ronaldo’ hace poco se había escapado y todos los medios de comunicación no dejan de hablar y hablar y hablar de Ronaldo y su tristeza.  Me parecía muy familiar.  Pero, no somos los mismos y el fútbol Español y el fútbol de Inglaterra, por cierto, son distintos.

Se habían escrito mucho sobre la escuela del fútbol en España, de tiki-taka y todo lo de eso, y, sin duda, cosas como esos han influido mucho el éxito de los equipos de La Liga.  Pero yo quiero sugerir que – tal vez – la cultura Española se haya ayudado también.  No quiero generalizar, pero por toda España – en general – hay un sentido de la comunidad más fuerte que en Inglaterra.  Todos somos seres sociales por la naturaleza humana, y no quiero decir que los Ingleses son totalmente introvertidos, pero por comparación con los Españoles, sí.  Los Españoles dan la bienvenida al concepto de la sociabilidad.  Se gusta la compañía de otra gente (lo sé, son locos, no?!)  La mayoría de la gente almuerza con la familia y con los amigos, comienza la noche con El Paseo con la familia y con los amigos, y luego toma algo en un bar o en un restaurante con la familia y con los amigos, hasta la madrugada.  Esto no es de vez en cuando, esto es la vida Española jubilosa.  Además, el gobierno se dice que cada agosto es fiesta y también en España hay diecisiete días de festivo (variaciones locales equivalen a más) en comparación con los nueve de Inglaterra.  Mira – ¿quién crees tú se hace la vida más buena? Y, qué sabías ¡no he hablado del clima!

Sin duda, hay muchas razones, por las cuales el fútbol Español gobierna.  En muchas no he pensado, considerado, o discutido aquí.  Sin embargo, yo creo que, si la identidad nacional de tu país enfatiza la importancia de las cosas importantes verdaderas – como pasando un rato con los amados y deleitándose con una actitud de “trabajar para vivir, no vivir para trabajar”, vivirás bien y con la salud psíquica más fuerte y a su vez – con menos contaminación de la mente – tendrás más potencial para desbloquear la creatividad.

Hay una escena en The Mighty Boosh (bueno, lo más inteligente de los puntos de referencia, no, pero vaya conmigo) donde Howard y Vince se hace naufragar. Están en una isla y Howard (el pesimista) acusa a Vince (“el chico hecho del sol”) – quién se disfruta el sol y se comporta asi como el naufragio es una parte de la vacación – que “se cae en la trampa”.  La idea es que Vince, el chico más optimista del mundo, se enceguece al terror de lo que Howard es tan consciente.  El pesimismo de Howard resulta en una situación donde Howard no puede comprender como la situación pudiera ser nada otra cosa que una lucha terrible.  “Qué trampa?” contesta Vince “La trampa de la alegría de vivir?”

Comments are closed.

More 'Features'

250ney! Revroo!!

250ney! Revroo!!

Season Review Innit

Season Review Innit

Bifurcated’s Inside Scoopage

Series review in reverse: 'In a Word'...

Series review in reverse: ‘In a Word’…

Bifourthplacated Season Review

Bifourthplacated Season Review

Time and Fruit: An annotated history

Maverick Thoughts...

Maverick Thoughts…

One ‘L’ of a problem for Roy…

The Premier League Water Fall Out Reaches Boiling Point.

The Premier League Water Fall Out Reaches Boiling Point.

More 'Outside United'

One ‘L’ of a problem for Roy…

The Premier League Water Fall Out Reaches Boiling Point.

The Premier League Water Fall Out Reaches Boiling Point.

The Festival Of Football Ideas

The Festival Of Football Ideas

Not A Rant: A Little More Conversation.

Not A Rant: A Little More Conversation.

Yo Soy Un Helado

Yo Soy Un Helado

Becks: More Than Just a Tool

Becks: More Than Just a Tool

Not a Rant: Engage

Not a Rant: Engage

Believe in Better

Believe in Better

Not A Rant: Repetition, I repeat, repetition...

Not A Rant: Repetition, I repeat, repetition…